Blog

Espacio de publicaciones y artículos de actualidad para ayudar a mejorar la calidad de vida y salud de todos y todas las que os preocupáis por el bienestar.

¡Alimenta tu piel!

Por fin ha llegado hora de lucir la piel: Tirantes, escote, piernas… Y salir con la cara lavada a la playa o a cenar con sólo un poco de brillo en los labios. Queremos ver una piel bronceada, sana, luminosa e hidratada.

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y tradicionalmente se la relaciona con la salud del intestino. Acertadamente: en nuestra piel se refleja el estado de salud de nuestro cuerpo y los déficits alimenticios se pueden identificar a menudo por síntomas en la piel. Así, la falta de vitamina B puede causar fisuras en las comisuras bucales, la anemia ferropénica se identifica por la palidez de piel y mucosas y las arrugas superficiales y sequedad son consecuencia de la falta de hidratación…

alimenta-tu-piel-instituto-doctora-ana-torres-barcelona

¿Qué necesita la piel para mantenerse sana, joven e hidratada? Pues bien, la piel necesita una renovación celular alta para mostrarse luminosa y tersa. Además, necesita estimulo constante para la formación de colágeno y elastina y mantener su elasticidad. Estos procesos necesitan cofactores específicos (zinc, cobre, selenio, magnesio, vitamina C, vitamina E y vitamina A, entre otros) que pueden ser aportados por la dieta siempre que esta sea variada y equilibrada.

¿Qué podemos hacer nosotros para mejorar la salud de nuestra piel? Cualquier cosa que hagamos por mejorar nuestra salud en general mejorará la calidad de la piel. Además, la protección solar, las cremas hidratantes y las nutritivas o antiaging adecuadas son naturalmente básicas. ¡Pero no  sólo de cremas vive la piel, como ya sabemos! Evitando el tabaco, alcohol y el consumo de alimentos procesados y ricos en azúcares refinados ayudaremos también a un buen ritmo de renovación celular que se evidenciará en una piel radiante y saludable.

Como venimos repitiendo, hay cuatro puntos básicos en la promoción de la salud y calidad de vida: Buena alimentación, horas de sueño suficiente, ejercicio moderado y regular y combatir el estrés.

Hoy os proponemos concentrarnos en la buena alimentación aprovechando los beneficios de nuestra dieta mediterránea y el apetito por los alimentos frescos que nos inspira el calor de la temporada.

Empecemos, como hemos indicado, por la salud de nuestro intestino: El simple gesto de un lácteo fermentado a diario estimula el crecimiento y buen desarrollo de la microbiota intestinal. Yogur, kéfir, prebiótico… El que más te guste! Es un gesto eficaz para la flora intestinal. Además aportan calcio, vitamina D, proteínas y biotinas.

Podemos seguir con la hidratación: El calor nos ayuda a beber más, pero no solo el agua cuenta en el nivel de hidratación. Los alimentos ricos en agua deberían ser parte sustancial de nuestra dieta en esta época del año para reponer líquidos y ayudarnos a equilibrar la temperatura a través del sudor. También para que en la piel no se formen arrugas con facilidad y para que su integridad la haga más resistente a las agresiones externas. El pepino, por ejemplo, es uno de los alimentos que, por su contenido en agua estimula la función de los riñones y elimina toxinas. Hidrata la piel y relaja las bolsas de los ojos. Solo aporta 20 calorias ¡Y es excelente como picoteo! 😉

Las verduras de hojas verdes (espinacas, acelgas…), ensaladas (rúcula, berros y achicoria) y sus brotes deberían ser puntales de nuestra nutrición por su aporte en vitaminas A, C, E y K, minerales (Ca, Mg…), ácido fólico y antioxidantes. Apenas aportan calorías, estimulan la diuresis y apetecen en los momentos de más calor dando sabor y texturas variadas.

Las grasas: Las semillas de Chía, de girasol y de calabaza aportan grasas saludables (Omega 3 y 6) y aminoácidos de alta biodisponibilidad, lo que significa que las membranas celulares pueden renovarse con más frecuencia y se mantienen hidratadas. También son ricas en Vitamina E, que es una vitamina liposoluble y coopera en procesos metabólicos de renovación celular. Las semillas de chía se deben remojar al menos 15 minutos (se convierten en un mucílago o gel) o se machacan en el mortero para aprovechar sus nutrientes. Se pueden añadir al yogur o a una macedonia de frutas. Las semillas (o pipas) de girasol o calabaza son complementos perfectos de cualquier ensalada. El sésamo es rico en vitamina C, necesaria para la formación de colágeno, y se puede tomar tanto en semillas como en pasta de tahini, ingrediente básico en la receta del humus.

Siguiendo con las grasas beneficiosas para la piel, el salmón, la caballa y otros pescados azules contiene ácidos grasos que reducen la inflamación, previenen la descamación de la piel y aportan aceites naturales hidratantes. Los frutos secos (nueces, almendras y avellanas) también aportan grasas saludables y proteínas vegetales para una piel tersa y luminosa. Además son ricos en minerales como el selenio, que protege de los rayos UVA. Puedes llevar un puñado siempre encima para picar entere horas o añadirlos a las ensaladas o postres. Y, cómo no, ¡el famoso aguacate! Una fruta rica en sabor, color y muy versátil. En tostadas, en batido, en ensalada… (sin pasar de un cuarto de aguacate al día para no acumular calorías innecesarias) podemos beneficiarnos de su textura mantecosa gracias a sus grasas buenas.

Vamos a por los carotenos: Las frutas de colores vivos amarillos, naranjas, rojos, contienen altas cantidades de antioxidantes, betacarotenos y precursores de Vitamina A y C. Estos son imprescindibles en el proceso de renovación celular y mejoran el tono y la elasticidad de la piel. Albaricoques, pomelo, melón, mango y papaya y, claro, la bendita zanahoria…  El licopeno presente en tomates, pimientos rojos  y pomelos por ejemplo, es también otro antioxidante eficaz en la protección celular. Además, ayuda a conseguir un color uniforme y bronceado y mejora la circulación de la piel. Estas hortalizas contienen también Vitamina C y del grupo B (B2 y B6, especialmente) que ayudan a combatir las arrugas y el acné mediante mecanismos antiinflamatorios.

Las bayas (moras, cerezas, arándanos y frambuesas) con sus intensos colores, aportan igualmente enormes cantidades de antioxidantes, antocianinas y flavonoides, que luchan contra el envejecimiento neutralizando los radicales libres que se producen por la exposicion al sol y ayudando a reducir las manchas de la piel y la inflamación.

La fruta fresca es excelente en el desayuno pero también como snack y muy adecuada para llevar de excursión, a la playa o a la piscina… Y por supuesto, si es de proximidad y/o cultivo ecológico te aseguras de que llega a tus mesa al poco de recolectarse y aprovechas al máximo sus nutrientes.

Y para terminar una alegría: El chocolate con alto porcentaje en cacao (más de 75%) es, por su alto contenido en flavonoides y magnesio un buen alimento que podemos incluir de manera regular en nuestra dieta para mantener una piel sana y fresca. Es un potente  antioxidante contiene  teobromina y triptófano que estimula la circulación y la producción de endorfinas. No en vano, significa en griego «alimento de los dioses».

Bueno, si lo que necesitas son ideas para mejorar la calidad de tu piel este verano, anota en tu lista de la compra estos alimentos. Y si quieres saber como combinarlos… Ahí va una muestra:

Enslada de brotes tiernos, langostinos y mango:

Mix de brotes tiernos de lechugas, alfalfa, rabanitos, 1 mango en daditos, semillas de calabaza tostadas y langostinos hervidos o a la plancha. Todo aliñado con aceite de oliva virgen extra, zumo de lima, vinagre de manzana y escamas de sal.

¡Alimenta tu piel este verano, solo has de llenar tu cesta de la compra con estos sabrosos alimentos! 🙂 Esperamos que este artículo te haya resultado útil  ¡Gracias por leernos y hasta el próximo post!

Comparte el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto



Total confidencialidad

Nos comprometemos a no divulgar la información recibida mediante este formulario ni transferir tus datos a terceras personas.





INSTITUTO DRA. ANA TORRES
934 872 342
C/ Mallorca 237, 2º 1ª
08008 Barcelona

CENTRO MÉDICO TEKNON
933 933 150
CONSULTORES VILANA.
C/ Vilana, 12 08022 Barcelona
> Ver web