Blog

Espacio de publicaciones y artículos de actualidad para ayudar a mejorar la calidad de vida y salud de todos y todas las que os preocupáis por el bienestar.

Combatir la laxitud cutánea

Hay dos cosas a las que, como cirujanas plásticas, tenemos que enfrentarnos a diario en nuestras consultas: la flacidez y las arrugas. Son dos temas constantes y centro de nuestra atención tanto en la práctica médica diaria como en nuestra formación continuada. Estamos constantemente atentas a los avances y nuevas técnicas que podamos ofrecer a nuestr@s pacientes para mejorar su aspecto y recuperar su autoestima.

Respecto a las arrugas hemos explicado varias veces las diferentes opciones de tratamiento que tenemos según las arrugas sean estáticas o dinámicas. Podemos ofrecer estupendos resultados con productos tan seguros y eficaces como la toxina botulínica, el ácido hialurónico, la policaprolactona… Pero con la flacidez la solución no es tan inmediata ni tan sencilla.

La flacidez cutánea está provocada por la pérdida de elasticidad de la piel y la ésta se debe a la disminución o defecto en la producción de elastina, uno de los componentes básicos de la piel junto con el colágeno.

Estas dos proteínas confieren resitencia (colágeno) y elasticidad (elastina) a los tejidos. La elastina es unas mil veces más flexible que el colágeno. El equilibrio de ambas resulta, en el caso de la piel, en un aspecto joven, terso y consistente de la misma.

Tratamiento médico – estético:

Algunos de los que recomendamos especialmente en nuestra consulta es la radiofrecuencia no ablativa (Indiba®) para estimular la producción de colágeno y elastina, la mesoterapia con sustancias tensoras como el DMAE y la técnica BAP con Profhilo®.

Profhilo® es un producto médico de acido hialurónico que actúa directamente sobre la laxitud cutánea con una bioremodelación. Combina dos pesos moleculares distintos: el bajo peso molecular estimula la producción de colágeno y acido hialurónico propio y el alto peso molecular provoca un efecto tensor. La técnica BAP asegura puntos estratégicos y crea vectores de tensión y equilibrio de volúmenes sin ser un producto de relleno.

Tratamiento quirúrgico:

Existen diferentes técnicas quirúrgicas de excisión cutánea entre las que destaca el Lifting (del inglés «elevar»), que utilizamos cuando la piel no tiene posibilidad de retraerse de manera armoniosa y efectiva para recuperar el contorno corporal deseado.

Éste es el caso del exceso de piel en abdomen, brazos o muslos en pacientes tras pérdidas de peso masivas, grandes liposucciones como las de Lipedema y también a nivel facial  debido al efecto acumulado del sol, el tabaco, la edad o simplemente, la genética.

Dado que esta cirugía es compleja y deja cicatrices que, a pesar de quedar bastante bien escondidas no son invisibles, debemos insistir en la importancia de la prevención de la flacidez.

Una alimentación rica en colágeno, vitamina C y minerales como el selenio y el zinc, además del ejercicio físico para el mantenimiento de la masa muscular y los tratamientos médico-estéticos son la base del exitoso mantenimiento de una piel elástica y tensa.

En un próximo post hablaremos de cada una de estas intervenciones ya que son la única solución a una cutis laxa moderada o severa.

¡Pide cita en cualquiera de nuestras consultas y evaluaremos el nivel de flacidez de tu piel para ofrecerte soluciones personalizadas y diferentes alternativas para su tratamiento! Será un placer atenderte 🙂

Comparte el artículo

Contacto



Total confidencialidad

Nos comprometemos a no divulgar la información recibida mediante este formulario ni transferir tus datos a terceras personas.





INSTITUTO DRA. ANA TORRES
934 872 342
C/ Mallorca 237, 2º 1ª
08008 Barcelona

CENTRO MÉDICO TEKNON
933 933 150
CONSULTORES VILANA.
C/ Vilana, 12 08022 Barcelona
> Ver web